Con tendencia a prestar atención a las transformaciones, a ser simbionte y porosa y a creer que la poesía y la ciencia pueden ser la misma cosa. Explora y cuestiona las grietas en los significados de co-habitar, alimentar(nos), y cuidar(nos), formando parte de una red infinita de relaciones sociales y ecológicas en un planeta mucho más que humano. Su práctica invita a modificar las vallas publicitarias, aplastar uva y amplificar el sonido, ralentizar el ritmo hasta disolverse, hacer castillos de arena en las obras públicas, fermentar en salmuera, hacerse una manicura comestible o cultivar espirulina con orina, entre otras. Le gustan los botes de vidrio, lo viscoso de las membranas, las tecnologías y contextos de experimentación y transmisión de conocimiento abiertos, los oráculos, los rizomas, lo que está vivo y hace ruido.

Sonia G. Villar es parte de los organismos DU-DA (2019) y eemeemee (2020). También es residente de investigación de La Escocesa (2021), donde forma parte del grupo co-rpus del proyecto co- (2020). Ha participado en la residencia de investigación y jornadas ASIMETRÍAS | ESPAI E de Indensitat y el proyecto ABECEDARIO – CIUTAT VELLA (2019) y ha desarrollado y mostrado proyectos y situaciones en el Centro superior de Diseño Hacer Creativo y la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (Zaragoza), Social Muscle Club Fest (Berlín), Kunstverein München (Munich), Abteilung für Alles Andere (Berlín), GO11 Award, Exchange Radical Moments! Live Art Festival (Berlín), Fabra i Coats (Barcelona), Sala d’Art Jove (Barcelona), Hangar (Barcelona), Graner (Barcelona) y la Capella de la Misericodia (Barcelona).